Para todos aquellos que, en mayor o menor grado, compartan el placer de la lectura

En este blog pretendo comentar mis lecturas y relecturas, es decir, los libros que he leído más de una vez; los que me han transmitido más de lo que pretendían sus autores; aquellos que han ido desentrañando nuevos significados según la época de la vida en que han pasado por mis momentos de ocio, estudio o trabajo; los que me han hecho desear haberlos vivido; los que me han entristecido, alegrado, excitado, formado y todos los que retengo por motivos que yo misma desconozco, pero que espero descubrir.

Cuento con vosotros para que me ayudéis a desentrañar los adorables enigmas de la literatura.

Bon dia, tristesa

Françoise sagan

La Cécile, jove i despreocupada, i el seu pare, elegant i bell casanova, passen les vacances d’estiu hostatjats a una elegant mansió de la costa francesa. El seu pare canvia d’amant amb freqüència, però això no molesta la Cécile, acostumada als amors passatgers del seu progenitor, al qual adora, i sabedora de la inquebrantable complicitat i permissivitat que mantenen entre ells. Els dies passen llangorosos entre banys de mar durant el dia i festes a la nit. Però aquesta lassitud es quebranta quan apareix en escena l’Anne, seductora, elegant i sofisticada, amiga de la difunta mare de la protagonista i que, amb la relació amorosa que entaula amb el pare, fa perillar la vida perfecta de la noia. Tanmateix, aquesta és intel.ligent i posa en joc totes les seves habilitats per oposar-s’hi.

La novel.la va ser publicada l’any 1954 i el seu èxit va ser total, fonamentalment per la seva suposada amoralitat. Tant és així que l’Otto Preminger en va fer una versió cinematogràfica molt exitosa també.

Bonjour tristesse és un llibre interessant que atrapa des del començament. Intenteu llegir-lo durant els vostres moments d’indolència estival a l’ombra del para-sol. La vostra immersió a la història serà sensualment total.

lord jim

joseph conrad

Joseph Conrad nos recrea, con su depurado estilo y dominio de la lengua inglesa (cabe destacar que adoptó el inglés como lengua literaria en su juventud) y nos cuenta la historia de un personaje enigmático y carismático a la par. La vida de Lord Jim transcurrirá de puerto en puerto, huyendo de sus fantasmas y buscando el perdón en el reconocimiento moral de aquellos que nada saben de él. Pero aún en lo más intrincado de Patukán (una región situada por el autor de manera ficticia en la isla de Borneo), su pasado le perseguirá de manera implacable.

Conrad gozó en vida de un gran reconocimiento, tanto entre las clases populares como entre los grandes de su época. En palabras de Virginia Wolf, Conrad tenía un don, Conrad se había adiestrado en su cultivo, y era tal la obligación contraída con una lengua extraña, alabada más por sus cualidades latinas que por sus propiedades sajonas, que en él parecía imposible que diera lugar a un movimiento de la pluma carente de gracia, y ni siquiera insignificante.

No podemos leer Lord Jim de manera apresurada, o buscando el desenlace de la vida de su personaje protagonista. Hay que estar dispuestos a disfrutar de la lectura y, si es preciso, abandonarla tantas veces como sea necesario. No os preocupéis porque, desde el momento en que os haya atrapado, volveréis a ella inevitablemente. Si lo conseguís, tendréis en vuestras manos la imagen del placer trasladada a la lectura. Pero no penséis que el autor se limita a mostrarnos únicamente un ejercicio de preciosismo literario. Las imágenes descritas y el sutil y profundo análisis del protagonista a través de uno de sus personajes, Marlowe, no tienen parangón.

Lord Jim pasa a ser uno de mis relibros con todos los honores.

Els colors de l’incendi Pierre Lemaitre

Lemaitre va guanyar el prestigiós premi Goncourt amb la precuel.la d’aquesta novel.la, Ens veurem allà dalt, la qual cosa és una garantia del seu savoir fer literari. Les seves obres són francament mereixedores d’un reconeixement que va més enllà del premis, ja que també tenen un gran èxit de públic.

La novel.la atrapa des de l’inici amb un espectacular so de timbals i, tot i que ens torna a oferir una traca final, l’interès no decau al llarg de la narració. El moment històric i la situació que planteja, encara que amb retocs, tenen molts visos de realitat. Els personatges no abunden, la qual cosa facilita el seguiment de la trama. Destaquen entre ells el grup protagonista que, tot i no aparèixer excessivament retratat, podem descobrir tots els seus matissos en la mesura que intervenen, manipulen, resolen i acaben impartint justícia. Per damunt de tots ells destaca Madeleine consentida filla d’un acabalat banquer, amant del seu únic fill, que haurà de desenvolupar insospitades capacitats per tal de sobreviure i fer alguna cosa més que això.

Els colors de l’incendi, una novel.la altament recomenable.

La bodega. Noah Gordon

Noah Gordon, con la inestimable ayuda de sus colaboradores, todos ampliamente reseñados en sus Agradecimientos, hace un gran despliegue de sabiduría acerca del arte de la viticultura y de la situación política y social de la España de finales del siglo XIX. Su protagonista, Josep Álvarez, un joven modesto que ha de labrarse su futuro en una España en pleno período de guerras carlistas, lo hará sin el apoyo de su familia, por vivir esta ligada a unas leyes ancentrales que impiden el reparto de la propiedad familiar entre todos los hijos. No obstante, un trágico acontecimiento político en el que se ve envuelto y que le obliga a huir de su país natal, le conducirá hasta Francia, donde comenzará su afición por las vides.

Cual retorcidos sarmientos que arañan la tierra aparentemente estéril para sobrevivir, los personajes de esta novela proceden de un mundo duro aunque no acabado y como aquellas lucharán y obtendrán sus beneficios: amor, tierras y una vida modesta pero feliz en la que seguir luchando y gozando.

Muy recomendado para los amantes del vino y para todos aquellos que, desconocedores del arte de elaborar y paladear buenos vinos, descubrirán un mundo nuevo entre sus páginas.

La reina sola. Jorge Molist

Siglo XIII. Las vidas de Pedro III de Aragón, el Grande, (hijo del inefable Jaume I el Conqueridor) y su esposa, Constanza II de Sicilia, giran en torno al enfrentamiento que mantienen contra Carlos Anjou, Felipe II de Francia y Martín IV, Papa a la sazón, el cual ha excolmugado al soberano aragonés a fin de justificar una cruzada contra las posesiones de este último. Pedro tendrá que marchar de Sicilia para defender su reino, lo cual obligará a Constanza a hacerse cargo de sus tierras y de los que en ellas habitan, no todos favorables a la reina. Aunque no lo hará del todo en solitario, ya que contará con la ayuda de su hijo Jaime y sus valiosos asesores, entre ellos el magnífico almirante Roger de Lauria que, con flotas siempre inferiores a las de sus ansiosos invasores, consigue vencerlos una y otra vez gracias a sus excelentes dotes estratégicas, así como a su falta de escrúpulos cuando se hace necesario. En este escenario jugarán un importantísimo papel los temibles almogávares y, en concreto, una de sus caudillos, Súria.

A destacar los mapas de las primeras pàginas y las ilustraciones relativas a las batallas libradas entre ambos bandos.

Historia, amor y aventuras se combinan magistralmente en esta novela, entretenida e ilustrativa a la par.

El hereje Miguel Delibes

Siglo XVI. Reforma protestante, Inquisición, Santo Oficio, autos de fe, incultura popular, una poderosa aristocracia y una clase mercantil más poderosa aún, pero que aspira a formar parte de la nobleza al precio que sea necesario. En este escenario, y como representante de los últimos, Delibes nos sitúa a Cipriano Salcedo, vallisoletano y de pequeña estatura, lo cual le perseguirá a lo largo de su existencia, aunque su fuerza, tanto física como espiritual, así como su insaciable curiosidad harán de su vida una constante aventura en un mundo difícil y rico en su complejidad.

Tenemos ante nosotros un reflejo fiel de la época, narrado por un escritor de primera línea, que nos transporta desde las más sencillas escenas del mundo rural hasta los entresijos más vergonzosos de la historia española.

Akhenaton El rei heretge Naguib Mahfuz

Akhenaton, anteriorment Amenhotep IV, espòs de la incomparable Nefertiti i pare de Tutankamon, gobernà Egipte durant el segle XIV aC. Durant el seu regnat, renegà del déu Amón (heretge per uns, boig pels altres, perillós) i prohibí el seu culte, la qual cosa li comportà la sublevació de la poderosa casta sacerdotal, ja que gran part dels seus més que abundants ingressos provenien del mercadeig adosat al seu càrrec. En altre ordre de coses, intentà millorar les condicions de vida dels més desfavorits abolint els càstigs corporals, la qual cosa tampoc ajudà a millorar les relacions amb els clergues.

Pel que fa al món de l’art, es pot dir que hi va haver un abans i un després a l’art egipci durant el seu mandat; a les produccions pictòriques i escultòriques en les que hi apareix, en contra de l’hieratisme i la majestuositat dels seus antecessors, se’l veu amb un físic del tot natural que sempre va reivindicar, humanitzant el personatge per tal d’acostar-se als seus súbdits; del mateix tamany que la seva esposa, cosa inaudita, i amb una actitud del tot familiar i relaxada, deixant-se tocar per Nefertiti.

Aquests i d’altres elements conformen un personatge que es va avançar a la seva època, posant així en perill els privilegis del segon braç del poder de l’Egipte dels faraons, els sacerdots.

L’autor intenta situar-se en un pla objectiu per tal que sigui el lector qui creï la seva pròpia imatge sobre el personatge en qüestió, i ho fa donant veu als diferents personatges que el van acompanyar. Des dels seus acòlits, fins als enemics més acarnissats, tots desfilen davant nostre i ens expliquen la seva opinió sobre el gran rei.

Naguib Mahfuz va ser el primer escriptor en rebre el Premi Nobel de Literatura, l’any 1988, la qual cosa és garantia de trobar-nos davant una petita gran obra mestra.

El tirano Valerio Massimo Manfredi

Desde tiempo inmemorial, muchos tiranos han gobernado en diferentes lugares del planeta (y aún hoy en día siguen haciéndolo) sin contar para nada con aquellos que debían recibir los pretendidos beneficios de sus decisiones. A tal efecto, no han dudado en mentir, estorsionar, manipular, incluso asesinar sin ningún tipo de escrúpulos. De todo esto nos habla Manfredi en su novela sobre Dionisio I de Siracusa. Vivió durante el siglo V aC, antes de la unión de las polis griegas y en contínua lucha contra los invasores persas y púnicos. Su gran valentía y el uso de métodos de escasa o nula moralidad le alzaron victorioso en numerosas ocasiones. No obstante, los habitantes de Sicilia ya conocían y se habían regido por un sistema político democrático y consiguieron derrocarlo. En palabras que el autor pone en boca de su historiador, Filisto, el riesgo para Dionisio fue basar su gobierno en relaciones personales y familiares insustituibles. Cuando estas fallaron, la soledad del autócrata se volvió cada vez mayor.

En cuanto a la veracidad de los hechos relatados, el mismo Manfredi confiesa que no es total. No obstante, no hay grandes retoques y la novela funciona bastante bien. Una lección de historia amena y bien aderezada.

Los idus de marzo Valerio Massimo Manfredi

El 15 de marzo del año 44 aC, los idus de marzo según el calendario romano, tuvo lugar la probablemente más sonada conjura del mundo antiguo, que tuvo como objetivo la muerte de Julio César y la restauración de la República en el gobierno de Roma. No obstante, las pretensiones de los conspiradores se vieron frustradas, aunque eso ya es materia de otro relato.

Manfredi relata los acontecimientos ocurridos desde el 7 al 20 de marzo, es decir, la génesis y consecuencias inmediatas del magnicidio y lo hace de tal manera que nos permite visualizar lugares y situaciones como si nos encontrásemos presentes en ellos. El ritmo que imprime a la narración se amolda a las diferentes situaciones, de tal manera que podemos encontrarnos ante el sosiego de un capítulo en el que César nos descubre sus pensamientos más íntimos o los detalles de su vida cotidiana, frente a otros en los que asistimos a la trepidante carrera que han de hacer los correos del emperador con el fin de avisarle del peligro que corre su vida.

Por sus páginas circularán, además de su protagonista, personajes como Bruto, Marco Antonio, Cicerón o Cleopatra, la mayoría, históricos, algunos ficticios.

El libro constituye una buena recreación del momento histórico elegido y su lectura resulta muy amena.