Primer amor. Iván Turguénev

Me remito a las palabras del editor de Acento Editorial, en cuya edición de 1977 escribe: Los clásicos, escritores elegidos por los dioses tras la tormenta del tiempo, constituyen un legado de necesaria lectura para obtener el máximo deleite lector y una sólida formación humanística. Efectivamente, en Primer amor, el argumento es sencillo, bastante autobiográfico y se trata de una lectura corta. Pero lo que nos cautiva desde sus primeras líneas es la magistralidad de la cual hace gala su autor. Nacido en el siglo de la novela por excelencia, fue grande entre los grandes. Admirador de Gógol, amigo de Flaubert, Toltói o Dostoyevski, fue reconocido, vilipendiado y exaltado alternativamente, aunque nada pudo ocultar su excelencia como escritor. Esta breve novela es un ejemplo de ello. Desde el primer párrafo he quedado atrapada en el salón, junto con Serguéi, Vladimir y su anfitrión. Con ellos me he dejado arrastrar hacia un final previsible y un escritor maravilloso. Indudablemente, relectura obligada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s